Luz blanca estructurada

El funcionamiento de los escáneres 3D de luz blanca estructurada es similar a los escáneres de triangulación, aunque menos extendidos por su elevado coste. En vez de utilizar luz láser utilizan luz blanca estructurada según unos patrones conocidos que iluminan el cuerpo. El objeto debe ser, al igual que los escáneres de triangulación, de tamaño reducido. Las texturas se pueden captar de igual modo gracias a cámaras métricas integradas en el propio aparato. Obtiene muy buenos resultados de pequeños elementos consiguiendo precisiones de micras. Su uso está muy extendido dentro de la metrología industrial y en elementos patrimoniales gracias a su agilidad y portabilidad manual. Actualmente se está empleando con bastante frecuencia en la digitalización tridimensional de personas tanto para cirugía estética como para la generación de réplicas.