¿Cómo cuidar las baterías?

Posted on Posted in Blog, Inicio, Novedades senseFly

Fuente: senseFly

 

Volar

Planear los vuelos para que su duración entre cómodamente dentro de los límites de la batería. Dejar tiempo al final del vuelo para cualquier necesidad inesperada de potencia extra, por ejemplo, para contrarrestar el viento, para esperar a que la zona de aterrizaje se despeje, para abortar el aterrizaje o una maniobra.

Cuanto menor sea la carga, menor será la vida útil de una batería. Permita que el dron regrese a “Inicio” y aterrice correctamente antes de que se agote la batería, antes de que se indique que la batería es baja. Utilizar la batería repetidamente por debajo del 20% puede reducir significativamente su vida útil. Usar la batería repetidamente hasta una carga del 5% o inferior reducirá en gran medida la vida útil y la confiabilidad de la batería.

En temperaturas bajas o cuando los vientos son fuertes, se deben adaptar las misiones a un tiempo de vuelo disponible menor por batería. Con viento fuerte el dron consume más energía. Por ejemplo, un viento constante de 12 m / s reduce el tiempo de vuelo disponible del eBee Clásico por batería a 15-20 minutos.

En condiciones de frío, donde la temperatura del aire es inferior a 5 ° C, es importante mantener las baterías tibias o caliente hasta como mínimo 5 ° C antes de conectarlas al dron.

 

Almacenar

No mantener la batería Li-Po completamente cargada o descargada por más de dos semanas. Almacenar las baterías a un 70% de carga. Para los eBee, esto significa 3,85 V por celda (11,55 V en total). Para albris, esto significa 3 LEDs de carga encendidos. El voltaje total de la batería aparece en eMotion. Si es necesario disminuir  el nivel de carga de la batería para su almacenamiento y no tiene un descargador, realice un vuelo corto para reducir la carga de la batería. Para saber más sobre los accesorios que permiten disminuir las baterías senseFly a una carga del 70% están disponibles póngase en contacto con el distribuidor autorizado de su país.

No dejar las baterías puestas en el dron durante períodos prolongados. Cuando sea posible, mantener las baterías en la caja del dron. Si se necesita guardarlas en otro lugar, evitar la luz solar directa y mantenerlas en un lugar fresco en interior.

 

Cargar

El dron se suministra con un cargador inteligente que equilibra la carga de la batería, evita el exceso de carga y detecta los voltajes anormalmente bajos que pueden indicar un fallo en la batería y el riesgo de incendio.

El cargador suministrado con el eBee X puede cargar completamente las baterías para el vuelo, para almacenarlas deben estar aproximadamente al 70%  y al 30% para ser enviadas. La pantalla del Cargador inteligente muestra información detallada que incluye el modo de carga, el nivel de carga, los voltajes de cada celda, la corriente de carga y la capacidad de la batería. También puede emitir alertas audibles, por ejemplo, cuando se completa la carga. Conectar siempre los cables de carga y compensación de la batería al cargador. Para comenzar a cargar o descargar, mantener pulsado el botón de control de canal de la batería que se ha conectado. Con la rueda de desplazamiento, elegir el tipo de batería que se ha conectado y el nivel de carga que se desea. Pulsar la rueda de desplazamiento para hacer una selección.

El cargador del eBee Clásico tiene un LED para cada una de las tres celdas de la batería (marcadas con 1, 2 y 3), además de un LED de estado general del cargador (marcado como ‘Estado’). Mientras se están cargando, los LED de celda parpadearán en rojo y el LED de estado general se iluminará en rojo, así que no se preocupe si ve un LED de celda rojo parpadeante; esto solo significa que la célula está siendo equilibrada. Sin embargo, si el LED de estado general parpadea en rojo, significa que la batería no estaba cargada y se está cargando lentamente, o significa que hay una falla. Si parpadea en rojo durante más de 30 minutos, desconecte y deseche su batería.

Los LED de la batería de Albris muestran solo el nivel de carga general.

Presionar el botón en el cargador suministrado con eBee Plus o eBee SQ para cambiar al 70% de carga de almacenamiento.

Si se percibe una disminución significativa en el tiempo de vuelo disponible después de cargar completamente una de las baterías, no cargar ni continuar usando esa batería. Un nivel de potencia significativamente reducida puede indicar un fallo interno.

Inmediatamente después de un vuelo, la batería puede estar caliente y  realizar la carga de la misma en ese momento puede dañarla. Esperar a que la batería se enfríe a temperatura ambiente antes de volver a cargarla.

Si es posible, siempre transportar las baterías en una bolsa protectora de LiPo. Estas bolsas están diseñadas para limitar la propagación del fuego.

 

Seguridad

Evitar todo contacto con el electrolito de la batería y los vapores de electrólisis. En caso de una fuga, no permitir que el contenido de la batería entre en contacto con la piel o los ojos. En caso de contacto con la piel, lavar abundantemente con agua y jabón. En caso de contacto con los ojos, enjuagar abundantemente con agua fría y consultar a un médico. En caso de inhalación de vapores de electrólisis, buscar ayuda médica.

Si se percibe un olor o ruido sospechoso o se observa humo que emana de la batería o del cargador, desconectar de inmediato. Nunca cargar una batería hinchada, que tenga fugas o que se haya dañado.

Solo cargar la batería suministrada con un cargador aprobado por senseFly. No intentar cargar la batería con ningún otro cargador, ni utilizar los cargadores senseFly para cargar otras baterías.

Inspeccionar las baterías y el cargador regularmente para detectar daños en el cable, el enchufe, la carcasa u otras piezas. No utilizar la batería si la cubierta de plástico se ha roto o dañado de alguna manera. Nunca utilice un cargador dañado.

No cargar las baterías cerca de materiales inflamables o sobre una superficie inflamable o conductora, por ejemplo, no cargar las baterías sobre alfombras, asientos de automóviles, suelos de madera o muebles de madera.

No dejar la batería desatendida durante la carga.

No cubrir la batería o el cargador mientras se está cargando.

No colocar ni almacenar una batería cerca de una fuente de calor.

No intentar cargar la batería mientras aún está instalada en el dron o dentro de la caja.

No intentar cargar una batería si la temperatura ambiente es inferior a 0 ° C o superior a 40 ° C.

No exponer la batería a grandes impactos, golpes o fuertes compresiones. No colocar objetos pesados ​​sobre la batería o el cargador. Evitar dejar caer la batería.

Mantener las baterías fuera del alcance de los niños.

No permitir que la batería entre en contacto con ningún tipo de líquido. No dejar el dispositivo bajo la lluvia o cerca de una fuente de humedad.

No colocar la batería en un horno de microondas o en un recipiente presurizado.

No intentar desmontar, perforar, distorsionar o cortar la batería y no intentar reparar la batería o el cargador.

No transportar las baterías en la bodega o en otra área de una aeronave a la que no se pueda acceder durante el vuelo. En los vuelos comerciales, no facturar las baterías; transportarlas en el equipaje de mano.

 

Desechar

Desechar las baterías en general, en el hogar o en la basura comercial perjudica el medio ambiente. Las baterías dañadas o inutilizables deben desecharse correctamente, por ejemplo, en un contenedor especialmente reservado para este propósito, siguiendo las normas y regulaciones locales correspondientes. Para obtener más información, comuníquese con senseFly, con Tecnitop o la autoridad municipal local.

No tire la batería al fuego.

 

 

El incumplimiento de estas instrucciones podría dar lugar a la descarga de gas, incendios, quemaduras, descargas eléctricas o una explosión. El usuario acepta la responsabilidad por el uso de la batería de polímero de litio suministrada. Como el fabricante y el distribuidor no pueden garantizar que la batería se use correctamente (carga, descarga, almacenamiento, etc.), no pueden ser responsables de los daños causados a personas o bienes.
Versión 7 – Septiembre 2018